martes, 29 de marzo de 2011

El Acompañamiento Terapeutico: Rol, funciones y ventajas

El Acompañamiento Terapeutico: Rol, funciones y ventajas

El acompañamiento terapéutico es una práctica de y en la Salud Mental. También es un dispositivo de abordaje ambulatorio que se implementa en situaciones de crisis o emergencias de un sujeto, la cual esta inserta dentro de un equipo de salud interdisciplinario (medico, psiquiatra, psicólogo, asistente social, abogado, neurólogo, terapista ocupacional, enfermera, entre otros).
La practica o dispositivo no puede desarrollarse dentro del equipo de salud pero sí necesariamente ésta tendrá que producirse siguiendo los lineamientos establecidos por el equipo adaptando los criterios profesionales a estrategias propias del acompañamiento terapéutico.
Ante  una crisis o emergencia, se produce una ruptura; ante toda ruptura lo que falta es la palabra que represente ese sufrimiento subjetivo.
Entonces, es cuando la intervención del acompañante terapéutico (AT) amplia la posibilidad de tratamiento para el sujeto y su familia y además, permite al terapeuta o la institución (hospital, neuropsiquiatrico, escuela, penal, domicilio e instituciones en general) contar con un dispositivo alternativo ante tal situación critica de emergencia o crisis, en otros ámbitos donde la persona vive cotidianamente.
Así, el AT asiste a los sujetos en forma ambulatoria en situaciones de emergencia tanto en el medio donde vive como en actividades sociales, educativas e institucionales, fuera del consultorio y del espacio institucional.
El AT sabe cómo re-traducir, acompañar, contener, suavizar, fortalecer y complementar en la vida cotidiana los abordajes institucionales y evitar las recaídas e internaciones crónicas. También el AT es un recurso para que algún sentido o “solución” empiece a inscribirse y comience a perfilarse una salida de la crisis.
Su praxis esta racionalmente diseñada en función de los objetivos del tratamiento terapéutico con flexibilidad, comprensión y creatividad.
Como agente de salud, el AT re-socializa, asiste, sostiene y estimula la reconexión del sujeto en crisis con la realidad de la vida cotidiana. Su acto terapéutico lo desempeña en el entorno cotidiano - familiar y social del sujeto: desde el domicilio hasta en la vía publica, también en clubes, bares, cines, parques, shoppings, etc.; y buscando con ello ver el desarrollo de un plan terapéutico. Esto quiere decir que, el A/T facilita el lazo social, incentivando la inserción educativa, laboral y recreativa de un sujeto. Es además un recurso para evitar la estigmatización social, la segregación y la cronificación de la crisis o emergencia del sujeto.
En su trabajo con niños, el AT ofrece una intervención que llega al medio familiar, social o educativo del niño, tanto como a las instituciones asistenciales con objetivos puntuales y trabajo interdisciplinario.
Lo esencial para el trabajo del AT es poder establecer un vinculo de confianza mutua entre él y el sujeto acompañado, porque es un encuentro entre dos personas que necesitan de tiempo y espacio para desenvolver y desarrollar el plan de trabajo y alcanzar los objetivos propuestos, por ello para que tal vinculo advenga, el acompañamiento terapéutico no obedece a recetas mágicas, sino que requiere de su tiempo y espacio para su desarrollo.
También es pertinente la intervención del AT en aquellas situaciones donde existen no solo las crisis en estructuras neuróticas sino que son abordables estructuras: psicóticas  esquizofrenias y perversas. Sea para evitar la cronificación o para conservar o aun recuperar algunos aspectos de ellas. También trabaja acompañando personas con discapacidad, sea trasladándolos a su lugar de rehabilitación como asistiendo como auxiliar en diversos tratamientos indicados por terapistas ocupacionales, kinesiólogos, médicos.
Esquemáticamente, las ventajas del acompañamiento terapéutico son:
Facilitar la contención del sujeto en crisis y su familia en situaciones de emergencias clínicas.
Facilitar la autonomía y confianza en si mismo del sujeto, en el devenir del proceso del acompañamiento terapéutico.
Brinda atención permanente y seguimiento personalizado de la evolución del sujeto.
Promueve la reinserción educativa, laboral y recreativa.
Permite sostener los vínculos familiares y sociales que resultan convenientes en función del tratamiento terapéutico.
Propicia la detección temprana de síntomas ante una posible recaída, disminuyendo los riesgos a través de una adecuada contención
Ayuda a una reducción de costos en los tratamientos, al brindar alternativas a la cronificación y a la internacion institucional reiterada.
Para cerrar este escrito deseo sugerir y hacer saber que la única institución que cuenta con el aval de DIPREGEP y por ello emite títulos oficiales como acompañante terapéutico es KLINE (Instituto Privado de Enseñanza e Investigación (A-1113) http://www.institutokline.com.ar)
Los interesados en dicha formación  visiten la pagina y consulten por lugares que carecen de toda reglamentación y que si bien otorgan un certificado de estudios, no cuentan aval de ningún ministerio y luego las buenas intenciones de dichos lugares se convierten en una aproximación a una estafa o engaño. 
En particular en Mar del Plata, no existe hasta la fecha instituto o institución que brinde un titulo oficial que cumpla con la reglamentación dispuesta por los ministerios de salud o educación nacional o provincial. Siempre que se acerquen a un sitio como los mencionados, pidan el numero de Dipregep deberían tenerlo como algo básico, no se dejen engañar, no se dejen robar el dinero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada